La ruta “Castaños y Madroños” se desarrolló con normalidad a pesar de la lluvia

Descargar Pdf

La ruta 4 del programa de senderismos 2015 que partió y finalizó en la localidad de Santa Ana la Real tuvo a la lluvia como principal protagonista, que acompañó durante gran parte del recorrido, obligando a la organización a modificar parte del trayecto por motivos de seguridad, y restando  vistosidad a la jornada; este hecho sin embargo, no echó para atrás a la treintena de participantes que desafiando las inclemencias meteorológicas tuvieron su recompensa en el último tramo de la ruta.

El grupo de senderistas, entre los que se encontraban Mario Peña, alcalde de Calañas, e Ingrid Jarillo, Concejala del ayuntamiento,  partió de Calañas alrededor de las 9 de la mañana con dirección a Santa Ana la Real donde esperaban los técnicos de la empresa “Enclave deportivo” encargada de conducir la ruta.

Rondando la 11 de la mañana se inició la ruta por un camino encharcado con dirección a Castaño del Robledo, población que no se pudo visitar por la dificultad de acceso con la lluvia.

En mitad de recorrido, tras pasar por zonas de castañares y madroños, se pudo divisar el salto de agua más grande de la provincia “La Cascada de Jollarancos”.

Antes de empezar el camino de regreso a Santa Ana la Real el grupo llegó a un área de descanso orientada a la lectura que incluía un depósito de libros de intercambio; este lugar es frecuentado por senderistas amantes de la lectura en espacio natural rodeado de vegetación frondosa.

A partir de este punto la lluvia empezó a remitir para disfrute de los participantes en la ruta, que esta vez sí pudieron disfrutar de los bellos paisajes serranos hasta completar la ruta de vuelta al punto de partida.

Pasadas la tres de la tarde se completó la ruta, pasando a reponer fuerzas en un concurrido bar donde mientras se comía se comentaban los detalles de la jornada.

Los senderistas volvieron a Calañas pasadas las 5 de la tarde.